Cuestionarse para mejorar

Estoy seguro de que si hiciésemos una encuesta entre todos los practicantes de kyokushin de España,
preguntadoles si les gustaría que se realizará de forma anual un campeonato nacional,
organizado por y para todas las federaciones, como ya se realizó hace algunos años el «GRAN NACIONAL»,
la respuesta sería apabullantemente a favor.
No se cuales son los argumentos de los grupos directivos de las diferentes organizaciones, pero sí sé
que la verdadera razón para no realizarlo es la falta de voluntad por una u otra causa.

Esto significa que los distintos cabezas de grupo, están ignorando los anhelos y deseos de sus alumnos,
la mayor parte de la comunidad kyokushin.

Todos sabemos que el maestro de la serie de tv kung fu, ese maestro infalible y de sabiduría infinita es
exactamente eso, un personaje de tv. Nuestros maestros son personas de carne y hueso, en general
con una experiencia y saber hacer de valor incalculable, pero falibles como cualquier ser humano.
Por eso me gustaría invitar a los practicantes de base, a cuestionar la posición de sus respectivas organizaciones
respecto a las actividades comunes con otras, a cuestionar las razones por las que se veta compartir actividades
con otros clubes, a cuestionar por que karatekas que acuden a eventos de según que grupos, deben evitar salir en
fotografías para luego no tener problemas.

Creo que nadie mínimamente realista, espera que despertemos un día y solo haya una organización mundial.
Ni siquiera en tiempos de Sosai esto fue una realidad. Pero si podemos y debemos aspirar a una colaboración
estrecha, que haga más fuerte el karate de contacto sea cual sea la denominación o kanji que posea.

Ningún error será tan grande e imperdonable, como dejar que el ego o el rencor dirija nuestro camino.

Osu!

Kike