La bola de cañón rusa.

Es el nombre cariñoso que le pongo a mi herramienta de tortura favorita. Para los pocos mortales que no saben aún de lo que estoy hablando, adjunto un enlace explicativo en mi querida wikipedia.

Como budokas la importancia de nuestra condición física es primordial. De hecho es el factor determinante del desenlace de muchos kumites, tanto a nivel competitivo como aficionado. Evidentemente la técnica y la experiencia son también factores esenciales pero puedo afirmar que he ganado más de un combate siendo inferior en estos dos factores. Al revés pocas veces. Sí, es verdad, me puede la «patá y la puñá” como decimos en nuestro dojo a la que a uno se emociona con golpear y se olvida de la técnica.

Dentro de mi abanico particular de herramientas deportivas la pesa rusa es la segunda más importante, después de la barra de dominadas, pero mi preferida, por divertida y permitirme un entrenamiento completo.

Nos conocimos el 16 de Abril del 2016, lo recuerdo perfectamente. De oídas nada más pero me quede con su nombre: guirya o kettlebell, últimamente, como recalcó el Senseï Dmitry Saveliev. Nos explicaba la importancia del entrenamiento para sus competidores de kyokushin y de como los preparaba en San Petersburgo. Lo explicaba tranquilamente, relajadamente, mientras llevábamos temblando cinco minutos en posición de plancha. De los consejos que dió, me acuerdo solo de dos. El primero, correr, en subida, treinta minutos de running escalando la colina más cercana que tuviésemos. Comentó que con este entrenamiento se mejoraba la fuerza en las piernas y se trabajaba el sistema aeróbico al mismo tiempo. El segundo consejo, la bola de cañón. Llevo casi tres años entrenando con ella. Menos de 50 €, de las mejores inversiones que he hecho. Gracias Senseï.

Lógicamente después de tenerla en casa me puse a buscar un programa para seguir, visualizar videos para ver los movimientos…Y por deformación profesional a investigar sobre su historia.

Más tarde comprobé que su uso es común en Estados Unidos donde las popularizó Pavel Tsatsouline, antiguo entrenador de las fuerzas especiales rusas. Después se pusieron muy de moda gracias al Crossfit y en consecuencia en los entrenamientos de MMA. Muy interesante pero de lo más común, hasta que me encontré con esto. Investigando encontré esta entrada de Karate by Jesse donde aparecía el video anterior. Si entendéis el Inglés os aconsejo su lectura. Así que en los orígenes del Karate, en Okinawa ya utilizaban algo parecido a mi querida bola de cañón, interesante y motivador. Fue en ese momento en el que me acabé de enamorar.

Aquí un video donde se enseña como usar las Ishi Sashi de manera tradicional. También os dejo este video (en francés pero muy visual) de ejercicios para mejorar directamente nuestro desempeño en kumite.

Para finalizar esta pequeña entrada del blog, comparto estos dos enlaces de mis entrenos favoritos para cuando tengo poco tiempo. Video y video. Cortos pero lo suficiente intensos para irte a la ducha con un sonrisa.

P.D: Curiosidades que me encantan. Valentin Dikul, famoso forzudo ruso 1985 y mi ejercicio favorito con una guirya.