Análisis breve y sincero del manga “The Kyokushin way”

Pim pam pum, Manga devorado en un santiamén. ¿Merece la pena haber invertido casi 25€ por tan poco tiempo? Sin duda, me explico.

Como sabréis me rompí la muñeca hace dos semanas (foto más vista de lejos en Facebook, sois unos morbosos) lo cual ha influido en mi velocidad de lectura. Si bien he seguido entrenando no le he dedicado tanto tiempo a la práctica del Kyokushin pero sí a la teoría. Así que teniendo libros más sesudos que leer he procrastinado y leído primero lo más entretenido.

Este primer volumen se centra en presentarnos al protagonista, Akira Yamamoto, y mostrarnos sus comienzos en nuestro arte marcial. Akira es un joven con el cual nos podemos identificar muy fácilmente. Tanto a los más neófitos como a los puretillas ya que nos recuerda nuestras propias experiencias al iniciar el “Do”. Sin duda tiene una gran valor pedagógico debido a que la trama principal es precisamente el paso de grados y la filosofía, sabiduría Kyokushin. De esta manera mientras vas leyendo aprendes o recuerdas de manera amena el paso de grados y los conceptos básicos (atar cinturón, comportamiento en el Dojo etc). Como recordareis en mi anterior análisis sobre AppKanku, que particularmente me gusto, le faltaba un paso de grados.

Creo que no me tengo que extender al decir que este formato es ideal para atraer a los más noveles. Y si atrae a este público es algo indudablemente bueno. Ya he visto a mi hijo, que está lejos todavía muy lejos de empezar a leer, ojear y por desgracia intentar arrugar el manga. En este sentido no diré nada más porque ya no soy joven pero cuando lo era me hubiese encantado tener un cómic sobre Kyokushin. De lo que sí estoy calificado para hablar por mi edad es de los constantes guiños que nos hacen a los más veteranos. Akira soñando a que juega a Street Fighter II siendo Ryu, que bueno joder, ups, perdón. El momento bullying y el consecuente campeonato de Karate es Karatekid clavado. Me reí mucho la verdad.

Concluyendo, «The kyokushin way», juega a dos bandas, para adultos y para jóvenes. Además todo está finamente condimentado con toques de humor y una trama amorosa con una linda karateka. La historia es buena y gráficamente un deleite. Entonces, ¿Cúal es el reto al que se enfrenta este manga? Vender el número 2 de la serie de un mínimo 10 mangas. El primero es la gracia de la compra, de ponerlo en tu estantería…¿Pero si no eres un amante de los mangas realmente vas a seguir la colección? Depende de cada uno. Yo lo haré por dos motivos. Uno, por mi hijo, no querría decirle que haga Kyokushin pero esto podrá ser un buen cebo 😉 y dos para contribuir a la causa. Sí, creo que hay que ayudar económicamente al kyokushin y más si son emprendimientos de riesgo como este manga o la AppKanku, se debe premiar la valentía. Otra cosa es que tuviese un Dojo, en este caso no lo dudaría, me abonaba ya para comprar toda la colección. ¿Os imagináis de chavales antes de vuestra primera clase, mientras esperas con tu madre, ver la colección de manga de tu próximo Senseï? Mola y punto.

P.D: si queréis leer un buen análisis sobre este manga os aconsejo leer este de Solo Kyokushin.

P.D bis: está únicamente en inglés por ahora pero la traducción al Español está en marcha (bien) yo lo he comprado en inglés porque me gusta siempre que puedo todo en V.O. Si no domináis bien el idioma de Shakespeare pasaros por mi Facebook damos clases de inglés para karatekas, gratis. 

Invítame a un café